5 Tips para realizar una traducción profesional

Realizar traducciones de texto podría asustarte desde un principio, especialmente si realmente no eres un experto en el idioma al que buscas traducir.

Muchas veces mis clientes me pedían que tradujera textos, y yo tan solo podía rechazar con vergüenza aquellas redacciones que requieran ser traducidas a otro idioma, especialmente al inglés. 

Sin embargo, con el tiempo entendí que mi miedo tal vez era un tanto irracional, tal vez, y solo tal vez; yo no tenía por qué alejarme del mundo de la traducción sin tan siquiera haberlo intentado.

Y es que yo por mucho tiempo fui bastante reacia a aprender el idioma inglés ¿Por qué? Simple; lo odiaba. Realmente odiaba sentirme estúpida frente a algo que parecía que todos los demás dominaban sin mayor problema.

Hasta que me harté, ¿Por qué simplemente me rendía así sin más? Yo no podía aceptarlo, yo tenía que hacer algo más que eso, y mejor. Así que aprendí, entré al mundo del inglés y busqué todo lo que se tenía que hacer para aprender un nuevo idioma y así abrir más puertas a mi futuro y superar un pasado de indecisión.

Con el tiempo desarrollé experiencia y mejoré hasta el punto en que ahora soy capaz de hacer traducciones de textos de español a inglés de manera profesional sin mayores complicaciones.

Por eso, gracias a todo lo que aprendí a lo largo de los años, te entrego el presente artículo. A continuación te hablaré de 5 tips que, desde mi experiencia, seguramente te serán de gran ayuda en caso de que te sientas tan perdido, desolado y asustado como yo. ¡Comencemos, que no hay nada que esperar!

El enorme trabajo que conlleva una traducción

La traducción no es un trabajo para nada sencillo, de hecho; es de los más complicados con los que me he topado a lo largo de mi carrera, fue todo un desafío nada más para empezar y aún ahora con todo lo que sé, puedo llegar a perderme.

Y es que la traducción conlleva miles de detalles consigo, muchísimas consignas y pequeñas peculiaridades importantísimas para tener en cuenta a la hora de traducir para lograr un texto de calidad.  

Cuando traducía, muchas veces tenía miedo de que realmente no me estuviera dando a entender, o que haya errores ortográficos estructurales que no era capaz de detectar, o que no suene como un hablante nativo lo diría. Son tantos errores que pueden ocurrir traduciendo de un idioma a otro que es fácil abrumarse.

La traducción es complicadísima debido principalmente al funcionamiento de los idiomas, ya que estos son códigos de comunicación que se desarrollaron de manera separada a través de años de evolución sociolingüística, todas estas características hacen a cada idioma único.

En realidad es fascinante de entender, pero molesto a la hora de querer comprender temas profundos entre 2 lenguas, especialmente si estas llevan demasiado tiempo separadas o directamente no tienen correlación alguna.

Complicaciones técnicas

Como explicaba anteriormente, cada idioma es único y cada lengua tiene sus particularidades especiales a la hora de ser usadas en el día a día, esta unicidad les da el problema de que muchas veces al querer saltar de una lengua a otra te encuentres con gran cantidad de trabas.

La lengua se especializa, cada idioma se adapta a las necesidades de sus hablantes; y dentro de lo más común casi siempre tiende a simplificarse. “Muy bien” pensarás, ahora te tengo malas noticias; la lengua tiende a simplificarse en lo cotidiano y a volverse más compleja fuera de la cotidianidad.

A través de los siglos, las diferencias circunstanciales de cada lengua les da simplicidad en las situaciones más cotidianas como saludar, tener charlas cortas y despedirse, no obstante también le otorga complejidad en aquello que no entra en los parámetros del día a día, por lo que no es tan simple como que la lengua solo se simplifica y ya.

Yendo aún más allá, es común que una lengua de repente tome conceptos de lo que no ocurre en la cotidianidad y los traslade a esta, volviendo lo complejo, cuando no es habitual y más simple cuando se trata de algo común.

Los idiomas muchas veces tienen conceptos únicos, muy difícilmente traducibles sin explicar demasiado o que directamente rayan en lo imposible. Sí, todo un dolor de cabeza.

Las palabras y su complejidad

Cuando encuentras una palabra que no se puede traducir tal cual a otro idioma ¿Cómo haces? La respuesta a esta pregunta puede tener mil variantes, y hay que tener la sabiduría correspondiente para saber cuál se aplica mejor a tu caso específico.

Un muy buen ejemplo para esto sería el término Mamihlapinatapai, según los Récords Guiness la palabra más concisa del mundo. Es una palabra del idioma yagán, la lengua de los Yaganes, un pueblo indígena nativo de la Tierra Del Fuego; al sur de Chile.

La palabra también es considerada por expertos como una de las más difíciles de traducir que existen, debido a que se traduce como “Una mirada entre 2 personas, las cuales esperan a que la otra realice una acción que ambas anhelan pero en la que realmente ninguno tiene la iniciativa para comenzar”

Aunque tal vez sea una traducción mucho más allá de lo que un traductor normal haría habitualmente, sirve para ejemplificar lo tremendamente compleja que puede llegar a ser una palabra.

Las diferentes estructuras y juegos de palabras

Los idiomas también tienen tiempos verbales, juegos de palabras y estructuras muy complejas que muchas veces son absolutamente imposibles de traducir, especialmente cuando hablamos de juegos de ritmo o de estructura de palabras es mejor directamente buscar uno similar en el idioma correspondiente antes que traducirlo por completo.

Los juegos de palabras son todo un tema aparte, aunque ciertamente traducir juegos de palabras no es tan ridículamente difícil; sí tiene sus molestas complicaciones.

Y ni hablar de cuando necesitas traducir poesía de un idioma a otro, ahí lo mejor es reescribir el poema entero. Aunque obviamente en nuestra labor como traductores nuestra intención primaria es traducir todo tal cual, solo que a veces es mucho mejor no hacerlo.

5 tips para realizar una traducción profesional

Con mis años y experiencias como redactora, puedo decir con seguridad y algarabía que realmente he sido capaz de lograr traducciones de alto nivel profesional. El sudor de mi frente con todo lo que estudié, valió totalmente la pena.

Gracias a todo lo que aprendí puedo darte 5 tips muy interesantes que seguramente necesitarás en caso de que necesites traducir algún documento y requieras que este termine con una calidad profesional.

tips traducción profesional

Lee cuántas veces puedas el texto

Entender el texto a profundidad es de suma importancia para lograr una traducción de alta calidad. Leer el texto de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba cuántas veces sea necesario te dará las herramientas para una mejor traducción. 

Si logras conectar y comprender al 100% todo lo que el texto expresa seguramente podrás traducirlo más fácilmente y con una mayor inteligibilidad. 

¡No le tengas miedo al diccionario!

¿No entiendes alguna palabra? ¿Te parece raro cómo está siendo usada? ¡Busca un diccionario! Este es tu mejor amigo en las traducciones. Un diccionario puede ofrecerte muchas respuestas a las preguntas que tengas sobre cualquier palabra o frase, e incluso también puede ayudarte a encontrar nuevas que puedas usar al reescribir.

Que ni tu ego ni tus ganas de ser mejor te limiten a no usar el diccionario, deberías tomarlo al contrario; el diccionario es aquel que te empuja a aprender más y más. Los hablantes nativos también usan diccionarios ¿Lo Sabías? ¡Nunca te detengas cuando se trata de aprender!

Entiende el texto y a quién va dirigido

Además de comprender el texto en un sentido semántico, también es importante entender el texto en un sentido narrativo y humano. Tienes que tener en cuenta cosas como a quién va dirigido, qué es lo que estas personas buscan entender o arreglar leyendo, cuál es su mayor interés, entre otros.

También es importante asegurarte de usar el vocabulario correcto que el otro idioma amerita, esto especialmente si el texto tiene que ver con ciencia o rangos académicos superiores.

Reformula si es necesario

Muchas veces en otros idiomas las cosas están escritas al revés de cómo  lo leerías, con esto lo primero que pensamos al traducir es reescribir todo tal cual, sin embargo, lo más seguro es que sea necesario reformular toda la oración.

Con esto, es bueno ser celoso con el significado del texto original, siempre tomando en cuenta que las traducciones nunca son exactas, y dándole un nuevo sentido que apoye aún más el mensaje original.  

Tómate un tiempo 

Es interesante como nuestras mentes nos dejan con malas jugadas. Es común terminar una traducción, releerla para asegurarse de que todo esté en orden y parezca perfecta; para que unos días después al revisarla sea un completo desastre.

Tómate una pausa al terminar tu traducción, date un momento para olvidarte de lo que escribiste y luego regresa para revisar con la mente fría. De esta manera evitarás errores gravísimos que fácilmente podrían pasar por alto. Con estos tips, te aseguro que podrás lograr mejores traducciones y llegarás al nivel de un profesional.

Escribir todo esto fue para mí tomar malas experiencias en mis primeras traducciones y darles un por qué, para luego analizar en qué fallé y así saber cuáles son los problemas principales de un traductor primerizo; de esta manera puedo darte los mejores consejos para que tengas las técnicas necesarias para traducir.

Con todo esto dicho, espero hayas terminado de leer este texto con muy buenas y novedosas ideas para poder traducir mejor. 

Yo por mi parte como redactora estoy feliz de que puedas lograr un gran trabajo, sin embargo entiendo que esto no es para todos, por lo que mis servicios como traductora de español a inglés e inglés a español siempre están a la orden del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba