Estructura de la Comunicación: ¡Descrifra conmigo su Teoría, Conceptos y Métodos!

estructura de la comunicación

Hoy te llevaré en un viaje para descifrar juntos la Estructura de la Comunicación: desde su Teoría hasta sus Conceptos y Métodos más impactantes. 

Esta lección, que recibí durante mi tiempo en el Máster de Comunicación Publicitaria, ha sido una revelación para mí, y ahora mi objetivo es compartir este conocimiento contigo a través de blogs sencillos y accesibles.

La comunicación es el alma de cualquier estrategia publicitaria, y comprender su estructura es clave para destacar en cualquier mercado. Quiero que cada lector pueda adquirir una comprensión sólida de la Estructura de la Comunicación, independientemente de su experiencia previa en el campo. 

¡Prepárate para desbloquear secretos que transformarán tu enfoque hacia la comunicación publicitaria!

Descubre los fundamentos esenciales de la comunicación: Todo un viaje conceptual

¡Imagina que estás en una gran fiesta y  todos hablan diferentes idiomas! La comunicación es como el pegamento que une a todos los invitados. ¿Pero cómo funciona realmente esta magia?

Primero voy a explicarte el significado de la palabra comunicación para que adquieras un mayor contexto. La palabra «comunicación» viene del latín y significa poner las ideas «en común» con otros. Es como un código secreto que tanto tú como yo compartimos para transmitir mensajes a través de palabras, gestos e incluso música.

Ahora, visualiza que sigues en esa fiesta y quieres contar una historia increíble a tus amigos. ¡Pero espera! Antes de lanzarte a hablar, necesitas entender cómo funciona este código de comunicación y cómo afecta a la sociedad.

La Teoría de la Comunicación es como un plano que nos guía a través del laberinto de intercambiar información entre seres vivos. Nos ayuda a entender cómo controlamos nuestro entorno compartiendo datos e ideas.

Pero, ¿sabías que la comunicación también tiene un lado oscuro? Sí, como en esas películas, donde los malos intentan controlar el mundo. En este caso, los elementos informativos, políticos y económicos juegan un papel importante en cómo se transmiten los mensajes y quién tiene el poder para hacerlo.

Piensa en los medios de comunicación como gigantes que influyen en cómo vemos el mundo. Desde la llegada de la globalización, este juego ha cambiado drásticamente, con implicaciones económicas y políticas enormes.

Entonces, ¿cómo podemos entender este caos de información y poder? Bueno, eso es lo que explicaré a continuación.

Conoce las conexiones estratégicas con otras disciplinas

El estudio estructuralista de la comunicación es como armar un rompecabezas social. En lugar de mirar cada pieza por separado, lo importante es ver cómo encajan juntas para formar una imagen completa.

Imagina que estás cocinando una receta: no solo te concentras en los ingredientes, sino en cómo se combinan para crear el sabor perfecto. Lo mismo ocurre con el estructuralismo, que comenzó en la comunicación y se ramificó hacia otras áreas, todas ellas centradas en entender cómo las partes se relacionan entre sí.

Piensa en los medios de comunicación como el megáfono de la sociedad. Transmiten no solo información, sino también valores y creencias. Por ejemplo, cuando ves anuncios que promueven ciertos productos o estilos de vida, están influenciando tu forma de pensar y actuar.

La globalización juega un papel importante aquí. Los medios atraviesan fronteras, llevando consigo no solo entretenimiento, sino también ideas y perspectivas culturales. Así, una empresa de comunicación en un país puede influir en la opinión pública de otro país.

La superestructura, por otro lado, es como el mensaje entre líneas. Aunque no siempre es evidente, está presente en la forma en que los medios presentan información y persuaden a la audiencia. Es como cuando ves una película y captas los mensajes ocultos sobre la sociedad o la política.

Entonces, ¿qué términos debemos tener en cuenta? Bueno, hay cosas como las estructuras invisibles, que son como los hilos detrás de un telón, conectando a los medios con otros poderes como bancos y grandes grupos. 

También están los paraísos fiscales, esos lugares donde el dinero fluye sin muchos impuestos, alimentando a las empresas de comunicación y sus agendas. Y, por supuesto, la globalización, que hace que todo esto se entrelace en una red mundial de influencia cultural.

En resumen, el estructuralismo de la comunicación nos ayuda a entender cómo funcionan los medios en nuestra sociedad, cómo influyen en nosotros y cómo se conectan con otras partes del mundo para formar una narrativa global. Es como leer entre líneas en el gran libro de la comunicación mundial.

Aplicación práctica del método

El estructuralismo, un movimiento del siglo XX en Europa, aplica principios de las ciencias exactas al estudio del pensamiento y el comportamiento humano. Se centra en las estructuras y relaciones más que en influencias históricas.

En el ámbito de las ciencias sociales, especialmente la comunicación, el estructuralismo influyó en figuras como Mattelart y Castells. Aborda la comunicación desde una perspectiva epistemológica e informacional, viéndola como un sistema interrelacionado.

El enfoque estructuralista observa cómo se produce y reproduce el significado en una cultura a través de diversas prácticas, como rituales y textos literarios. Se estudia la comunicación entre individuos mediante diferentes procesos.

Se desarrolló a partir del trabajo de Saussure en lingüística, Barthes en semiótica, y Lévi-Strauss en antropología. También se relaciona con las teorías de Piaget sobre el desarrollo cognitivo.

La comunicación se ve como un sistema de elementos relacionados, donde el código y el mensaje se complementan. Jakobson propuso un modelo matemático de comunicación con seis elementos constitutivos.

Figuras como Althusser y Foucault aplicaron el estructuralismo a la política y el poder, mientras que Piaget lo relacionó con el desarrollo cognitivo. Se exploraron formas de comunicación basadas en la lógica y las actividades mentales.

Definición y Objetivos fundamentales revelados de la estructura de la comunicación

Recuerda que, el estructuralismo se centra en estudiar cómo se relacionan los elementos de la comunicación. Se destacan dos ideas principales: el ideal de inteligibilidad y las realizaciones, que muestran cómo las estructuras se explican a sí mismas y cómo se manifiestan en diferentes contextos.

Toda estructura tiene tres características comunes: totalidad, transformación y autorregulación. Estas características se aplican tanto a la comunicación humana como a la comunicación de masas, que implica un proceso más estandarizado y unidireccional.

La comunicación humana se distingue por su libertad, actividad y simbolismo. En contraste, la comunicación de masas involucra a una fuente formal, un mensaje estandarizado y canales técnicos para llegar a una audiencia extensa.

La cultura de masas surge con la industrialización y la democratización de la sociedad. La comunicación de masas se convierte en una herramienta para construir la realidad y obtener beneficios económicos, lo que lleva a la consolidación de grandes empresas de comunicación en el siglo XX.

Herramientas esenciales para un análisis efectivo

Cuando nos sumergimos en el análisis estructural, estamos más interesados en cómo están conectados los diferentes componentes de una estructura que en el contenido en sí mismo. 

¿Por qué? Bueno, esto nos permite comparar y descubrir similitudes entre obras que pertenecen a épocas y culturas distintas. Piénsalo como si estuviéramos armando un puzzle y buscando piezas que encajen en diferentes lugares, ¡pero en lugar de piezas, son ideas y conceptos!

Desde el punto de vista de la comunicación, el análisis estructuralista nos ayuda a entender mejor cómo funciona el proceso de comunicación en sí mismo. ¿Te has preguntado alguna vez qué hay detrás de cada mensaje que recibes? 

Aquí es donde entran en juego las relaciones entre los elementos de la estructura, desde la creación hasta la comercialización del mensaje.

Imagina que estás viendo las noticias en la televisión. El análisis estructural no solo se fijaría en lo que están diciendo los presentadores, sino que también investigaría quién está detrás de esas noticias, quién las distribuye, a quién van dirigidas y con qué intenciones. 

Es como mirar detrás del telón en un teatro: ves mucho más que solo la actuación principal.

Ahora, hablemos del «trípode» que sostiene esta forma de análisis. Primero, tenemos los hechos objetivos, esos sucesos que son innegables y que son como el pan de cada día en el mundo de la comunicación.

Luego, se predice que habrá una devaluación de nuestro patrimonio cultural y valores propios debido a la concentración de poder en manos de unos pocos. Y finalmente, las consideraciones sobre cómo los medios de comunicación, especialmente con la llegada de las nuevas tecnologías, están moldeando nuestra sociedad y creando diferencias sociales más marcadas.

En resumen, la teoría de la comunicación nos ayuda a entender cómo nos relacionamos unos con otros intercambiando información. La estructura de la comunicación nos sumerge en el análisis de cómo se entrelazan los elementos informativos, políticos y económicos, y cómo eso influye en la sociedad en general. 

Es como descifrar un código complejo que nos permite entender mejor el mundo que nos rodea. ¿No es fascinante?

¡Gracias por acompañarme en este recorrido a través de la estructura de la comunicación! 

Si el contenido te ha resultado útil e interesante, te invito a compartirlo en tus redes sociales para que más personas puedan disfrutar y aprender de él. Además, tus comentarios son muy valiosos para mí. ¿Qué te pareció? ¿Qué aspectos te llamaron más la atención? ¿Hay algo que te gustaría agregar?

¡Sigamos construyendo juntos un espacio de aprendizaje y reflexión en torno a la comunicación! ¡Gracias por ser parte de esta comunidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio